21.04.2017Llámame retrón, no discapacitado

Podemos fabricar miembros mediante impresoras 3D, sillas de ruedas que se eleven para alcanzar objetos elevados… Todos estos avances suponen una ayuda para las personas con discapacidades y acaban con lo que se conoce como las barreras físicas, situaciones que dificultan la vida de estas personas. Pero existen unas barreras más difíciles de derribar y más peligrosas.

A veces no sabemos cómo tratar con las personas con discapacidad y estos miedos crean una barrera entre nosotros. Los discapacitados han sido aislados y encerrados durante toda la historia. En los últimos años la tendencia ha cambiado hacia la admiración.

Mariano Cuesta, Anita Botwin y Nuria del Saz son tres personas con discapacidad que escriben el blog De retrones y hombres para el Diario.es. En sus artículos prefieren usar el término retrón en lugar de discapacitado. La palabra es un reflejo del sentido del humor con el que tratan estos temas. Retrón recuerda a la palabra retarded en inglés. “La elegimos para hacer énfasis en que nos importa más que nos den lo que nos deben que el nombre con el que nos llamen”, afirman desde esta plataforma. Estos “retrones con suerte”, como se definen ellos, sostienen que hay muchas historias de reclusión y sufrimiento que contar y que no todos son relatos de superación.

Sólo cerca de 580 mil personas tienen una sola discapacidad, de los casi 4 millones de discapacitados en España, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Por lo tanto, debemos renunciar al estereotipo del sordo, mudo o ciego cuando tratamos con estas personas.

Raúl Gay es un periodista con una enfermedad llamada focomelia. En su libro Querer es poder (a veces), trata la discapacidad prescindiendo de la lástima y las historias de superación. Gay emplea el humor negro para escribir sobre historias que aún no tienen visibilidad, historias de personas que siguen humilladas y aisladas. Gay quiere prescindir de lo que llama el complejo de superhéroe, por el que se trata a las personas con una discapacidad que consiguen llevar una vida normal como algo especial. “Si casarte tener un crío y trabajar es de superhéroes, ya me dirás”, sostiene Gay.

Cuando vemos a una persona con discapacidad solemos pensar en historias de superación que merecen ser contadas, historias que les convierten en especiales y diferentes. Esta forma de pensar coloca a la persona en un pedestal al que nos intimida acercarnos y nos hace olvidar a aquellos que no han podido adaptarse aún.

El título del libro de Gay hace referencia a las ideas erróneas que hay sobre el concepto de superación. “Llevo mucho tiempo intentando abrocharme los cordones, pero no puedo. Yo hablo de asumir la realidad, si no la asumes no la puedes modificar. Pensar siempre en positivo, sonreír a todo y no aceptar que la vida a veces es jodida puede llevar a culpabilizar a las víctimas”, dice el periodista.

Casi el 70% de las discapacidades tienen origen en una enfermedad. Ninguno tenemos asegurado que no vayamos a padecer una discapacidad y eso no debería cambiar la forma en la que nos traten o nos miren.

Tenemos miedo a ofender a los retrones, pero tratar su situación con humor les normaliza. El humor sirve para dejar de mitificar la discapacidad y cualquier problema, “si nos reímos de algo le perdemos el miedo”, defiende el cómico Miguel Lago. Tanto De entre retrones y hombres como Querer es poder (a veces) nos muestra que las personas con discapacidad no quieren un trato delicado. Si alguien que necesita ayuda para ir al lavabo se ríe de su situación de manera pública ¿Por qué las personas sin discapacidad no podemos compartir su alegría con respeto y sin miedo a los tabúes?

Los retrones quieren que sus amigos se rían con ellos al igual que ellos se ríen de un corte de pelo extravagante o un tropiezo. Necesitan que les bajemos del pedestal en el que les ponemos por hacer cosas cotidianas, esta forma no les ayudamos. Estamos ignorando a muchas personas que necesitan ayuda y no tienen visibilidad.

 

Javier González Sánchez

Periodista

Twitter: @jgonzalezsan